Max Planck

Max Karl Ernest Ludwig Planck

(Kiel, Alemania, 23 de abril de 1858 – Gotinga, Alemania, 4 de octubre de 1947)

Biografía

Nació el 23 de abril de 1858 en Kiel, aunque pronto se trasladó a Munich. Allí se matriculó y graduó en el Maximiliansgymnasium. En 1874 se matriculó en la Facultad de Física de la Universidad de Munich. Allí paralelamente a su carrera, dedicó por su cuenta al estudio de la obra de Rudolf Clausius y preparó su tesis de doctorado que llevó por título “Sobre el segundo principio de la termodinámica” y que presentó en Munich con 21 años. En 1880 comenzó a ejercer como profesor en la universidad. En 1889, volvió a Berlín, donde desde 1892 fue el director de la cátedra de física teórica. Desde 1905 hasta 1909, Planck fue la cabeza de la Sociedad Alemana de Física

En 1913 ya se puso a la cabeza de la universidad de Berlín, y en 1918 recibió el Premio Nobel de física por la creación de la mecánica cuántica. Desde 1930 hasta 1937, Planck fue el primer referente de la KWG “Sociedad del emperador Guillermo para el Avance de la Ciencia. Durante la Segunda Guerra Mundial, Planck intentó convencer a Adolf Hitler de que perdonase a los científicos judíos. A pesar de la intensa vida repleta de estudios, avances y éxitos cosechados en el mundo de la ciencia por Max Planck, su vida estuvo llena de tragedias personales debido a la situación tan comvulsa en esa época. Uno de sus hijos fue muerto en acción en la Primera Guerra Mundial, y dos hijas suyas murieron durante el parto en el mismo periodo. Su casa fue destruída por bombas en la Segunda Guerra Mundial, y su hijo Erwin fue ejecutado por los nazis en 1944 después de habérsele acusado de planear el asesinato de Hitler.

En 1947 falleció en Gotinga a la edad de 89 años, y la KWG se renombró a la MPG “Sociedad Max Planck”

Investigación científica

Los descubrimientos de Planck, que fueron verificados posteriormente por otros científicos, fueron el nacimiento de un campo totalmente nuevo de la física, conocido como mecánica cuántica y proporcionaron los cimientos para la investigación en campos como el de la energía atómica. Su explicación en 1900 a la edad de 42 años, de la distribución de la radiación electromagnética del cuerpo negro y su estructura cuántica le dio fama universal y hacer que su nombre figuere en el elenco de científicos memorables. Reconoció en 1905 la importancia de las ideas sobre la cuantificación de la radiación electromagnética expuestas por Albert Einstein, con quien colaboró a lo largo de su carrera.

Ideología

Planck a lo largo de su vida tuvo que atravesar situaciones complicadas debido al marco histórico en el que se encontraba, la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Siempre fue respetuoso con la jerarquía, pero no dudaba en defender sus convicciones frente a otras opiniones del momento. Dio fé de su patriotismo y de apoyo a la monarquía antes y durante la Primera Guerra Mundial.

Repite en varias ocasiones discursos patrióticos, pero modera su actitud a partir de 1925, rechazando el boicot a las publicaciones británicas promovido desde Viena y lucha contra todos os intentos de aislamiento.

Políticamente es mas bien conservador, defendiendo el poder existente y siendo desfavorable al sufragio universal. Se niega sin embargo a hablar de aspectos ajenos al ámbito científico. Aunque no está de acuerdo del todo con el poder establecido, nunca se opone y aboga por la discreción

En 1933 se entrevista con Adolf Hitler, con el objetivo de ayudar a sus amigos debido a los problemas que estaban atravesando los científicos judíos, defendiendo que éstos podían ayudar a Alemania. Sus intentos no tuvieron mucho éxito, pero Planck en vez de rebelarse, prefirió seguir con su vida basada en la discreción.

Informe personal

A Max Planck se le considera como uno de los científicos colaboracionistas de su generación, aunque existen grandes diferencias con la mentalidad de otros científicos catalogados en este grupo, que participaron mucho más en el régimen.

Es cierto que la mentalidad de Planck era conservadora y patriótica, pero estudiando su vida queda patente que en muchas cosas no estaba de acuerdo. Max Planck era una persona que prefería vivir en la discreción, sin alzar la palabra, ya sea porque de verdad era esa su manera de ser, o por miedo a las consecuencias. Analizando su situación, a parte de científico, tenía una familia, y a lo largo de su vida ya había sufrido bastante viviendo la pérdida de varios miembros de su familia; estas desgracias le debieron llevar a la conclusión que en esos tiempos tan difíciles, era preferible vivir sin hacer mucho ruido.

3 respuestas a Max Planck

  1. ignaciogranja dice:

    Dices en tu reflexión que existían grandes diferencias entre él y otros científicos colaboracionistas y corrígeme si me equivoco pero a pesar de la oposición al boicot de las publicaciones británicas y el querer ayudar a los científicos judíos no encuentro nada relevante. Yo me hubiese encaminado a pensar en la posibilidad de que como científico viese en esas acciones por parte de la Alemania nazi un impedimento al progreso científico, un pensamiento que concuerda más con el de un científico que se supone incapaz de frenar el conocimiento sin distinción de su procedencia. No se, me parece más honorable.
    Tal vez la información disponible para tu artículo era escasa y por eso en la reflexión a mi parecer queda constancia.
    En cuanto a su carácter me parece derrotista y un tanto pusilánime, es una opinión personal de una persona que le gusta mojarse y que ve en este tipo de personajes la licencia para otros de llevar a cabo sus planes de destrucción. Es decir, me puede parecer bien o mal la postura de un personaje respecto a la guerra pero siempre me decepcionará el hecho de que pasase inadvertido.

  2. davidestebane dice:

    Impresionante la biografía de este científico, en una misma época perdió todos sus hijos, su casa y siguió adelante. Claro gesto de fortaleza humana e inteligencia y control mental.

    Respecto a su ciencia e ideología, sólo decir que estoy con el compañero Ignacio en lo de: “En cuanto a su carácter me parece derrotista y un tanto pusilánime, es una opinión personal de una persona que le gusta mojarse y que ve en este tipo de personajes la licencia para otros de llevar a cabo sus planes de destrucción.”

    Estoy completamente de acuerdo con él, sin embargo no me coincide que en su vida fuese una persona fuerte para superar adversidades y más tarde se callase las cosas y no actuara como debía hacerlo, quizás ya estaba cansado, quizás no se veía con fuerzas de parar nada, no lo sé.

  3. juanvillaluenga dice:

    Has realizado un trabajo completo ya que incluyes tanto parte biográfica como parte de valoración personal.

    La parte de tu valoración personal es fruto de tus reflexiones personales. Y esto es algo positivo. Te felicito!!

    Quizás, por ponerte una pega, hubiera sido deseable que el trabajo fuera algo más extenso.

    Los profesores de CiCo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: